El sistema operativo Android parece no muy fácil de entender en lo que a almacenamiento se refiere, la memoria que supuestamente debería tener disponible parece que siempre es menor de lo que pensamos.

Telefono Android

Los móviles Android tienen memoria incorporata al teléfono y le puedes poner una tarjeta microSD de hasta varios gigas de tamaño. Ahora bien, la memoria interna se destina para la memoria RAM y para el almacenaje del sistema operativo, así que queda parte de la memoria interna, para almacenar aplicaciones.

Para saber cuánto espacio queda:

  • Pantalla principal, botón Menú
  • Luego Configuración
  • Opción Tarjeta SD u opción Memoria del teléfono o Memoria intena

Depende del modelo del móvil, cómo se expresen estas frases, las cuales puede variar.

El problema:

La mayoría de las aplicaciones no están hechas para que puedan instalarse en la tarjeta micro SD, en realidad la gran mayoría y por defecto se instalan en el espacio disponible de la memoria del teléfono, por eso es frecuente que la memoria para instalarlas nos resulte escasa.

Esto se debe a que están hechas a propósito para que no puedan instalarse en una tarjeta móvil como la micro SD para que Google pueda tener algún control sobre esas aplicaciones de pago. Sería muy fácil reproducirlas de no ser por este cifrado que poseen que impide pasarlas de un teléfono a otro.

Soluciones:

  • Lo que todos hace es “sacrificar” aquellas aplicaciones que menos necesitamos para obtener espacio
  • Si cuentas con la versión Android 2.2 “Froyo” tienes mayor libertad para mover algunas aplicaciones a la tarjeta micro SD

Mover Aplicaciones a la tarjeta SD en un Android

Para esto último intenta:

  • En configuración, seleccionar Aplicaciones
  • Luego Gestionar aplicaciones
  • Elegir Todas
  • Luego, clasificar por tamaño
  • En algunas aplicaciones verá que aparece la opción Mover a la tarjeta SD
  • Marque esta opción

No tiene inconvenientes, sólo en caso de que la tarjeta SD se pierda o se dañe, puedes incluso conseguir la nueva descarga de la aplicación si fuera de pago, certificando que ya se ha pagado.